Martes, Noviembre 21, 2017

MEXICO

Ser sacerdote en México… una peligrosa profesión

MTI/ Texcoco Mass Media/M. Tomás Reyes
Publicada: Diciembre 27, 2014

Sacedocio se ha tornado una peligrosa profesión. ARCHIVO VOXFIDES//TEXCOCO HOY

Texcoco, México.- (Texcoco Press).- México es el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal hoy en día; y, lo peor, es que el panorama para 2015 no es alentador para el sector religioso.

Durante los dos primeros años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto han sido asesinados ocho sacerdotes y dos más se encuentran en calidad de desaparecidos, sumando un total de 10 agentes de pastoral violentados, según datos de la unidad de investigación del Centro Católico Multimedial.

Esta cifra se compara negativamente contra los 5 sacerdotes asesinados durante los primeros dos años de gobierno del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, lo que muestra un claro aumento de estos casos del 100%.

De acuerdo con los registros del CCM, en los últimos dos años las entidades de la República Mexicana más peligrosas para el ejercicio sacerdotal en México son: Guerrero, Michoacán y Distrito Federal y su zona conurbada. Esto de acuerdo con el número de atentados perpetrados contra agentes de Pastoral en el periodo analizado.

Le siguen: Chihuahua, Veracruz, Tamaulipas, Baja California, Oaxaca, Estado de México, Puebla, Sinaloa, Durango, Colima, Hidalgo, Aguascalientes, Jalisco y Torreón Coahuila.

Tendencia a la alza

Lo preocupante de todo esto es la tendencia a la alza de estos casos.

Tan sólo basta ver que en el sexenio del entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012), ya de por sí considerado como el más negro de la historia moderna de México, por la inacción y falta de protección a los derechos humanos de sacerdotes, religiosos y laicos católicos, se cometieron 24 homicidios en total: 16 atentados contra sacerdotes, 3 contra religiosos, 4 contra laicos y uno contra una periodista católica.

Hoy, en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, se han cometido 8 homicidios contra sacerdotes, y se tiene registro de 2 desaparecidos, en total 10 agresiones violentas contra religiosos; y esto, tan sólo dos años de gestión, lo que podría dar indicios de que este sexenio podría ser más violento en relación al periodo del ex presidente Felipe Calderón.

Amenazas de muerte y extorsión

Por otro lado, las amenazas de muerte contra sacerdotes, sigue al alza. De 2012 a la fecha se tiene referencia de 520 amenazas, situación que ha incrementado un promedio de 221%, las intimidaciones.

Las entidades de la República Mexicana más afectadas por amenazas son: Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Veracruz, D.F., Morelos, Aguascalientes, Colima, San Luis Potosí, Estado de México, y Chihuahua ( Sierra Tarahumara ). Los religiosos no escapan a la violencia, o intimidación psicológica, verbal, y/o consignas a través de misivas o llamadas telefónicas.

A la luz del problema, el intento de extorsión, en la modalidad de llamadas telefónicas y avisos verbales, proliferó con la intención de amedrentar a religiosos en zonas como Morelos, Morelia, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, D.F. y Chihuahua. Este año, se reconocieron 1,520 datos, que representa un repunte de casi 4%, comparado con el 2013.

Nula protección

Esto permite ver que los agentes de Pastoral en México son cada vez más vulnerables a la creciente ola de agresión, asesinatos y desapariciones forzadas, puesto que las autoridades les brindan poca o nula protección contra atentados, sobre todo, en las zonas de alto riesgo donde prolifera la inseguridad y operan los grupos del crimen organizado.

@voxfides

YO INFLUYO/N. VILLA/TEXCOCO

COMUNICADO DE LA CEM POR LA MUERTE DEL P. GREGORIO LÓPEZ GOROSTIETA

Los obispos de México nos unimos a la pena que embarga a S.E. Mons. Maximino Martínez Miranda, a la Diócesis de Ciudad Altamirano, al Seminario Mayor “La Anunciación” y a la familia López Gorostieta por el sensible fallecimiento del P. Gregorio López Gorostieta, quien perdiera la vida de forma injusta y violenta.

Confiados en la vida nueva y eterna que Dios nos ofrece en Jesús, nacido en Belén para salvarnos, pedimos al Señor que conceda al P. Gregorio el eterno descanso y fortalezca con la esperanza cristiana a sus familiares, a los seminaristas, a los formadores, a S.E. Mons. Maximino y a toda la Iglesia que peregrina en Ciudad Altamirano.

Haciéndonos eco del sentir de muchos mexicanos, repetimos: ¡Basta ya! No queremos más sangre. No queremos más muertes. No queremos más desparecidos. Exigimos a las autoridades el esclarecimiento de éste y de los demás crímenes que han provocado dolor en tantos hogares de nuestra patria, y que se castigue conforme a derecho a los culpables.

Invocando la intercesión de Santa María de Guadalupe, renovamos nuestra invitación a unirnos para pedir a Dios por la conversión de todos los mexicanos, especialmente de quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte, y para que todos nos comprometamos a ser agentes en la construcción de un México justo, reconciliado y en paz.

 

Por lo Obispos de México

+José Francisco Cardenal Robles Ortega                                  +Eugenio Lira Rugarcía
Arzobispo de Guadalajara                                                           Obispo Auxiliar de Puebla
Presidente de la CEM                                                                  Secretario General de la CEM

© 2014 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros