Miércoles, Septiembre 20, 2017

MEXICO

Un caos la conservación ambiental en México

Jaime Santiago Méndez para Alianza
Publicada: Diciembre 31, 2014

Terrenos utilizables del mundo están degradados. ARCHIVO EFE//TEXCOCO HOY

Texcoco, México.- (Texcoco Press).- A dos años de la actual administración y trabajos realizados por la Secretaría de Medio Ambiente federal (SEMARNAT), la misma dependencia acepta que existen graves atrasos y presiones sobre los ecosistemas y biodiversidad; dicha dependencia reconoce que “el crecimiento del país ha estado lejos de ser ambientalmente sustentable; esto lo demuestra la relación entre su crecimiento económico y algunas variables relacionadas con las presiones sobre el ambiente y sus recursos naturales.

Indicando que paralelamente al aumento del Producto Interno Bruto (PIB) se han incrementado las emisiones de bióxido de carbono (CO2), la generación de residuos sólidos y la descarga de aguas residuales, a la vez que la cubierta remanente de bosques y selvas se ha reducido”, ello fue documentado en el pasado Quinto Informe Nacional de México ante la Convención sobre la Diversidad Biológica.

Asimismo, de acuerdo con el INEGI los costos por agotamiento y degradación ambiental en 2012 representaron 6.3% del PIB a precios de mercado. Dichos ámbitos se calculan con base en costos de agotamiento de recursos forestales; de hidrocarburos; de agua subterránea; y los derivados por el agotamiento de los recursos naturales derivados del cambio de uso de suelo.

En el aspecto de degradación y pérdida de ecosistemas se detalla que los datos derivados de la comparación de la cobertura vegetal en diferentes periodos de tiempo, se demuestra que la superficie de ecosistemas naturales del país se ha reducido significativamente desde mediados del siglo pasado para transformarse en terrenos agropecuarios, zonas urbanas y obras de infraestructura.

Cabe indicar que en 2011, 28.7% del territorio había perdido sus ecosistemas naturales y el restante 71.3% los mantenía con diferentes grados de conservación. En ese año se conservaba 72.5% de la superficie original de bosques, 57.5% de las selvas, 89.7% de los matorrales y 60.1% de los pastizales, lo que representaba una pérdida neta de 23.4 millones de hectáreas de selvas, 12.9 millones de bosques, 5.8 millones de matorrales y cerca de 6.5 millones de pastizales.

Debe mencionarse que, paralelamente a la reducción de la cobertura, la vegetación natural remanente sufre de importantes procesos de degradación: en 2011 tan sólo 49.5% de la extensión remanente de selvas y bosques correspondía al estado primario de conservación.

Siendo la única salvedad que está degradación de los ecosistemas, ha bajado su ritmo en los últimos 20 años; ejemplo de ello es que mientras las selvas se perdían entre 1976 y 1993 a una tasa del 0.57% anual, entre 2007 y 2011 la cifra se redujo a 0.3% anual; los bosques templados pasaron en el mismo periodo del 0.09 a 0.02% anual y los matorrales del 0.26 a 0.14% anual.

Con respecto a la degradación y pérdida de los ecosistemas costeros y marinos la información presentada en la Estrategia Nacional de Atención a la Biodiversidad Marina y Costera de México, resalta que dichas afectaciones se deben mayormente al cambio de uso de suelo y alteración de la dinámica costera por el desarrollo de actividades humanas, el incremento de los asentamientos e infraestructura tanto en las partes altas y medianas de las cuencas hidrográficas, como en la zona costera.

En el caso de los manglares, las estimaciones recientes, a nivel nacional han identificado que los principales cambios en la extensión del manglar en dos periodos: el primero 1981-2005 y el segundo 2005-2010. La reducción de la superficie del manglar en el primer periodo fue de 9.6% y en el segundo de 1.2%.

Este documento presentando por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), registra que en un periodo de 24 años (1976-2000), se estimó una pérdida de 31 656 km2 de vegetación natural costera en el país, lo que equivale a 9.3% de la vegetación natural en los municipios costeros y 7.1% de la misma.

Finalmente en el tema de la introducción de especies exóticas invasoras, la elaboración de la Estrategia Nacional sobre Especies Invasoras en México, Prevención, Control y Erradicación señala que se tienen identificadas 956 especies exóticas en el país, siendo la zona de islas en el norte del país en la zona del pacifico, las más afectadas.

MIAMBIENTE/JUAN CARLOS MACHORRO/TEXCOCO

© 2014 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros