Sábado, Julio 22, 2017

MUNDO

Los 'peshmergas' rompen cuatro meses de asedio yihadista

José Antonio Bejarano Partida para Alianza
Publicada: Diciembre 19, 2014

Un 'peshmerga' hace guardia en la localidad iraquí de Zumar. REUTERS//EL MUNDO//TEXCOCO HOY

El Cairo, Egipto.- (Texcoco Press).- Las tropas del Kurdistán iraquí han anunciado este viernes la mayor victoria hasta la fecha contra las huestes del Estado Islámico al quebrar el asedio que sufría desde agosto el monte Sinyar, hogar de la minoría yazidí. Sus fieles emprendieron una desesperada huida en la que varios miles de mujeres y niños fueron secuestrados y esclavizados y pueblos enteros borrados del mapa en un genocidio que precipitó el inicio de los ataques aéreos estadounidenses sobre posiciones yihadistas.

"Los 'peshmergas' (tropas kurdas) han conseguido llegar a la montaña. Una amplia zona ha sido liberada", ha proclamado a los periodistas Masrur Barzani, hijo del presidente del Kurdistán iraquí y jefe de los servicios de inteligencia de la región autónoma. La ofensiva lanzada el pasado miércoles -en coordinación con la alianza internacional liderada por EEUU, que ha efectuado desde entonces 45 bombardeos- ha logrado abrir un pasillo en la cordillera rompiendo el asedio y recuperar ocho pueblos.

"El resto de la región de Sinyar será también liberada", ha prometido Barzani tras precisar que 8.000 'peshmergas' han participado en una operación que se ha saldado con la muerte de un centenar de combatientes del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés). La liberación es un alivio para los cientos de yazidíes que quedaron atrapados en el monte, de difícil orografía, y cuya labor de rescate, según las autoridades kurdas, comenzará este viernes.

Los yazidíes son seguidores de una religión vinculada con el zoroastrismo que mezcla elementos de antiguas creencias mesopotámicas con las fes cristiana y musulmana. Según datos de la Misión de la ONU en Irak publicados en septiembre, al menos 2.250 mujeres y niños fueron secuestrados durante la ofensiva del IS y permanecen en prisiones y viviendas de Mosul, Tal Afar y otros enclaves del califato. En una de sus últimas publicaciones, los yihadistas presumieron de haber llevado a cabo una esclavización "a gran escala". Los miles que pudieron escapar permanecen varados en campos de refugiados en el Kurdistán.

Las conquistas de los últimos meses han ido cementando este triunfo y obligando al IS -que autoproclamó un califato a caballo de Siria e Irak el pasado junio- a retroceder y perder el territorio que logró en agosto en una rápida ofensiva que amenazó los alrededores de Erbil, la próspera capital del Kurdistán iraquí, y provocó alarma internacional. Así, en octubre el ejército 'de facto' de la región autónoma iraquí recuperó la localidad de Zumar, a unos 40 kilómetros al noroeste de Mosul, y el control de tres carreteras estratégicas que enlazan Mosul con el paso de Rabia -fronterizo con Siria-, la urbe de Tel Afar y las montañas de Sinyar.

Precisamente, los batallones kurdos han recobrado unos 700 kilómetros cuadrados en la zona que enlaza Zumar con Sinyar durante dos días de ofensiva. En este período la aviación estadounidense ha lanzado 45 ataques en los alrededores y dos en las proximidades de Sinyar, cuya ciudad sigue aún en manos yihadistas.

El avance kurdo en el norte de Irak coincide con la información difundida este jueves por EEUU sobre la muerte de tres altos cargos del IS en los ataques aéreos llevados a cabo desde mediados de noviembre. Según la prensa estadounidense, los dirigentes liquidados son Haji Mutaz, estrecho colaborador del auto proclamado califa Abu Bakr al Bagdadi; Abd al Basit, jefe de operaciones militares del IS en Irak y Raduan Taleb Husein Al Hamduni, "wali" (gobernador) de Mosul, la segunda ciudad de Irak bajo yugo yihadista desde junio. Raduan habría perdido la vida a mediados del mes pasado tras ser alcanzado por un ataque aéreo el vehículo en el que viajaba.

© 2014 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros