Domingo, Mayo 28, 2017

OPINION

De mis andanzas
Texcoco su devaluación
Esther Mendieta V.

MTI/ Texcoco Mass Media/Esther Mendieta V.
Publicada: Diciembre 28, 2014

Texcoco cada día se devalúa más. FOTO ARCHIVO//JAGD//TEXCOCO HOY

Texcoco, México.- (Texcoco Press).- La evidente falta de respeto al credo de una comunidad, es una muestra palpable de la devaluación en que ha caído el municipio de Texcoco.

Un obispo ramplón que aparece en todos los eventos oficiales para bendecir patrullas, que al final del día sirven para extorsionar, para acechar borrachines y para amedrentar parejas en algunas calles alejadas de los centros de población. Un prelado que olvidado de su ministerio dicta discursos en terrenos que están fuera del marco de la legalidad, en cuanto no podrán nadie apoderarse de ellos, si no es mediante un proceso administrativo, cuando se conceda el uso y destino del resto del predio. El predio de ex rancho Santiaguito, será sembrado de viviendas lo que colapsara la ciudad irremediablemente. El mitrado bendijo esta aberración urbana.

El laicismo es ahora letra muerta en la Carta Magna de los mexicanos. El obispo debiera rechazar toda esa parafernalia, a la que a la menor provocación y, seguramente por un jugoso óbolo, va, envía bendiciones y desde el atril oficial trata de convencernos de las bondades de los políticos venales.

La devaluación va más allá de la curia y quien la organiza. En la vida pública, hemos de admitir que el saqueo institucional persiste a pesar de todo. No importa la procedencia de los administradores, los que ni por asomo siente vergüenza de sus latrocinios y peculados, tanto personales como de sus familiares. Tal vez el gen del robo es lo suyo.

A contra corriente van decenas de hombres y mujeres por la calle a la espera de un atraco. Las calles son intransitables. Cientos de rústicos ruleteros han copado la vía pública. Los gerentes de negocios donde esa pandilla se aposta, levantan la voz para pedir los retiren. Hasta hoy nadie ha escuchado.

El proceso de deterioro de la vida socio económica de Texcoco va en aumento. La caída libre es desde la mayoría de los sedicentes líderes de la política, no han sido capaces de sostener integrada a una familia. Unos o unas van y otros u otras vienen. La promiscuidad es el sello o divisa de algunos de esos forasteros llegados de dónde abundan las bajezas y la criminalidad de la moral y las sanas costumbres.

Este proceso de devaluación del Texcoco de contemporáneo, surge a partir de la llegada al gobierno estatal de Emilio Chuayffet, quien sembró su estrategia de repartir amplios feudos a los partidos políticos para que el gobierno estatal se conserve en manos, no del PRI, sino del grupo que formó y forjó el extinto Carlos Hank González.

Ni central camionera, ni proyecto de desarrollo urbano profesional, correcto, amigable. Una ciudad hecha sin ninguna planeación. Políticos de todos los partidos y franquicias, ambiciosos, borrachines y adúlteros. Clérigos y pastores de toda ralea que no les interesa el laicismo, sino solamente las ganancias.

En fin, lo que corona esta devaluación son los servidores públicos, la mayoría, la inmensa mayoría arrancada de los bajos fondos de ésta, ya de por si, sociedad derrotada.

Es Texcoco. Diciembre 2014.

© 2014 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros